viernes, 16 de junio de 2017

Granola casera, receta para hacer mil veces



Buen día para todos, y mejor todavía si se empieza con un buen desayuno. Varias personas me pidieron la receta de la granola casera. Empecé a prepararla en una época que no podía comer azúcar (larga historia), entonces empecé a leer las etiquetas de todo y a ser más consciente de la cantidad de cosas que consumimos que tienen azúcar agregada. Ya saben que no es muy buena para la salud. No soy una fundamentalista de la alimentación saludable, soy golosa y me gusta comer de todo, pero trato de mantener hábitos sanos y me parece que lo mas importante es ser conscientes de qué estamos consumiendo

Me horrorizó ver que todas las cajas de cereales del supermercado incluyen azúcar entre sus ingredientes. Incluso los diet, los fitness, y los que no tienen gusto a nada. Lo malo es que son los alimentos que compramos, comemos y le damos a nuestra familia creyendo que son re sanos, y no lo son tanto. En un pote de helado todos sabemos que hay azúcar.

Por eso recomiendo mucho hacer granola casera, porque es facilísima y así tomamos un desayuno rico, sano y energético. Con el plus de que el olorcito que queda en toda la casa es espectacular!

La receta la aprendí de @elgordococina, pero se las transcribo y aprovecho para agregarle mis modificaciones. Relajen que las cantidades no son exactas. Con variantes, siempre el resultado va a ser una granola. 



INGREDIENTES:
  • 200 gramos de avena arrollada
  • 3/4 taza de almendras enteras (yo las parto por la mitad)
  • 1/4 taza de semillas de girasol
  • 3 cucharadas de semillas de sésamo
  • 1/2 cucharadita de sal 
  • 1/4 cucharada de canela (si les gusta mucho, pongan más!) 
  • 1/4 taza de aceite de girasol
  • 1/3 taza de miel
Yo en general aumento un poco las cantidades para que salga más, y agrego, si tengo: 
coco rallado o coco laminado 
- semillas de zapallo
- semillas de amapola
- maní sin sal
- almendras fileteadas
- pasas de uva o cranberries


Precalentar el horno en 180°C. Mezclar los secos, dejando aparte las pasas o cranberries. Agregar el aceite y la miel. 

Desparramar en una asadera. Hornear unos 10 minutos hasta que se dore, remover y volver a hornear un rato. Repetir esto unas 3 veces hasta que vean que está todo doradito. 


Dejar enfriar, agregar las pasas de uva o cranberries si quieren, y guardar en frasco.

Mi desayuno preferido es un bowl con esta granola, pedacitos de frutas (banana, frutillas, manzana, mango, durazno, ananá...) y leche vegetal. También queda increíble con yogur griego natural. Acompaño con café o mate, según el antojo del día. Pero siempre, siempre antes de comer cualquier cosa me tomo un vaso de agua. No se de dónde lo saqué, pero lo siento necesario para el organismo.

¿Ustedes qué ritual tienen a la mañana?





Pin It

miércoles, 7 de junio de 2017

Tres días en San Diego (California)


Hace poco, como quizás vieron en mi Instagram, tuvimos la oportunidad de ir a California. Hace bastante quería ir a la Costa Oeste de U.S.A. y me hubiese gustado recorrerla entera, incluyendo Las Vegas, el Cañón del Colorado, Yosemitte Park y San Francisco. Pero no nos alcanzaba el tiempo ni el presupuesto para tanto, así que hicimos una selección de destinos acotada. Celebro haber elegido San Diego porque fue una decisión acertada, nos gustó mucho, muchísimo! 

Les cuento lo que recorrimos y lo que recomiendo, para quienes piensen alguna vez rumbear para esa zona, o simplemente sientan curiosidad.

Nuestro vuelo era a Los Ángeles, así que ahí alquilamos un auto y nos fuimos directamente para San Diego. Son aproximadamente 3 horas de viaje. Era temprano y el check-in del hotel era recién a las 4pm, así que hicimos algunas paradas en el camino. 

La Jolla



Es uno de los barrios más al norte de San Diego. En las vueltas que dimos con el auto me pareció una belleza total. Tiene un sector de costa rocosa muy pintoresca, y se que también tiene lindas playas, pero no las encontramos en el poquito tiempo que estuvimos. Simplemente compramos comida en Whole Foods y nos fuimos a comerla a un mirador con vista a las rocas y el mar. Pienso que es un lugar como para ir a quedarse y hacer vida por ahí: playa, restaurantes, etc. Está bastante lejos del centro.

Mission Beach
Ese día hacía bastante calor y queríamos tirarnos en una playa, así que seguimos hasta Mission Beach. Tiene una laaaarga playa, la recomendación es que no vayan a instalarse justo donde está el estacionamiento grande porque es donde se junta más gente. Alejándose un poco se pone más linda.

Gaslamp Quarter



 San Diego es una ciudad enorme. Me habían dicho "te vas a mover en auto para todos lados, no importa mucho en qué zona duermas". Y en parte es cierto, todos los programas se hacen en auto. Pero yo quería que al menos una cosa la pudiéramos hacer a pie, ya fuese la playa, salir a comer, o alguno de los paseos planeados. Es algo que nos ayuda a relajarnos. Di muchas vueltas y finalmente reservé hotel en Gaslamp Quarter; a través de HotWire conseguí buen precio en Gaslamp Suites y ¡fue un gran acierto! Nos encantó quedarnos ahí.



Gaslamp -se llama así por sus farolas de gas- era el barrio bajo de la ciudad en el siglo XIX. Hoy es uno de los más elegantes, y zona de bares y restaurantes. Está muy bien conservado, con edificios originales de la época muy particulares. Además tiene muchísima onda. A la noche salíamos a caminar por la 5th a buscar algún lugar para comer, paseábamos un poco entre bares llenos de gente y lindos negocios, hasta que nos daban ganas de sentarnos a comer en algún lado. 


En este barrio, a diferencia del resto de las zonas que conocimos, no hay estacionamientos gratis y son bastante caros. Por eso, creo que si no hubiésemos estado parando ahí, no hubiese llegado a recorrerlo.


Literalmente di grititos de emoción en plena calle cuando vi por primera vez el edificio de la foto de abajo. Soy una ridícula, pero no me digan que no es espectacular!


Balboa Park

El segundo día fuimos a Balboa Park, uno de los lugares que quería conocer sí o sí. Me enamoró perdidamente. Es el parque cultural urbano más grande de Estados Unidos, incluye una gran superficie de áreas verdes, museos, edificios, jardines y el zoológico de San Diego (el más famoso del mundo, pero no entramos!).
Para entrar a los distintos museos o a ciertas zonas hay que pagar, pero uno puede recorrer todos los exteriores del parque en forma gratuita. Imperdible el Spanish Village Art Center, un patio estilo español super alegre y colorido rodeado de ateliers de artistas, para meterse a chusmear en cada uno, y frecuentado por unas adorables ardillitas.
Cómo olvidar el momento en que estábamos admirando esta torre (no es una iglesia, es un museo) y justo dieron las 12 y las campanas empezaron a sonar con la melodía de "City of Stars". Casi muero de emoción!!! Todavía no había ido a L.A. y estaba ansiando encontrarme con las locaciones de La La Land.

Old Town 



Otro de los lugares que tenía marcado como obligatorio. Old Town es el casco histórico, donde se originó San Diego, y preserva la historia de los primeros tiempos de la ciudad. Es como hacer una visita al Far West mezcla con México. Es un barrio abierto, pero parece un gran set de escenografía, muy pintoresco y divertido. Como es sabido, toda california junto con México fueron en una época una misma colonia española, de hecho San Diego está a solo 24 km de Tijuana (Mex), por eso esta parte de la ciudad tiene el mismo espíritu latino que tiene México. 

  

Anécdota: en este viaje usé mi celular con un chip de ATM, es decir con línea de EEUU, pero mientras estaba en Old Town me llegó uno de esos mensajes típicos de roaming que decía algo así como "Bienvenido a México, a partir de ahora se le cobrará xxx por llamadas y mensajes". Muy gracioso y raro porque ni siquiera es que nos habíamos acercado a la frontera. Apagué el celular, obvio.


Un lugarcito para entrar es el Old Town Model Railroad Depot. Son dos habitaciones por las cuales circula un tren en miniatura en una maqueta gigante, toda detallada, con casitas, edificios, personas, una belleza total. No se a ustedes pero a mí esas cosas me enloquecen, me puedo quedar mirando horas. No hay que pagar para entrar, pero hay una colaboración sugerida y la pagué con gusto.



Coronado


Coronado es la península que se ve justo delante de la bahía de San Diego. Es un barrio residencial lindísimo, si viviera en San Diego creo que me gustaría vivir ahí. El tercer día, después de Old Town, fuimos a conocerla. Se llega cruzando un puente bien moderno con vista panorámica de toda la bahía. Primero fuimos a la costa Este de la península, la que mira hacia San Diego, paseamos un poco por ahí, almorzamos y después nos fuimos para el lado opuesto, a la playa. Tiene unas playas lindísimas, ahí pudimos tomar sol frente al mar un buen rato.


Tengan en cuenta que en la mayoría de las playas se encuentran baños públicos, algunos mejores que otros, o mas alejados, pero vale la pena fijarse o preguntar dónde están. 

Seaport Village


Si están paseando por la zona de Gaslamp Quarter o Downtown, se puede llegar fácilmente a Seaport Village, una pequeña zona de negocios y restaurantes junto a los embarcaderos y un paseo costero. Muy lindo lugar.


Unconditional Surrender

También cerca de la misma zona, pero un poco más al norte de Seaport Village, junto al puerto está la estatua Unconditional Surrender, obra de Seward Johnson. Supongo que les suena la escena... está basada en una foto de Alfred Eisenstaedt, muy famosa, tomada durante los festejos por la victoria estadounidense sobre Japón en la Segunda Guerra Mundial.

Es el típico punto lleno de turistas sacándose fotos "chistosas", pero una romántica como yo, ese tremendo beso no me lo pensaba perder!


El cuarto día ya era el día de salir hacia Los Ángeles. Esa mañana pasamos fugazmente a ver la estatua del beso y seguimos viaje hacia el norte para disfrutar el resto de las vacaciones. Fui feliz esos tres días en San Diego y me encantaría volver.

¿Ustedes fueron? ¿Tienen planes de ir?

¿Quieren que les cuente cómo siguió mi viaje y qué hicimos en Los Ángeles?

Vicky

Pin It

lunes, 15 de mayo de 2017

A la caza de tesoros en el Persa BioBio

Hola! Hoy les traigo un post que escribí originalmente para MSN, y que quiero compartir por acá ya que no está más online. Me parece que a muchos les puede interesar y servir!


El persa Bio Bio, en el barrio Franklin, es un fenómeno que no puedo explicar, hay que verlo con los propios ojos. La primera vez que fui me impactó, nunca había conocido algo así. Cuadras, cuadras y más cuadras de esta feria-mercado multitudinaria donde todo lo que te imagines se puede comprar y vender. El fin de semana, mientras el resto de Santiago descansa, el barrio Franklin hierve de actividad: se abren los galpones y se cierran las calles para instalar puestos, el aire se llena de olor a comidas diversas y las calles se pueblan de familias completas que salen a pasear. 

El persa Bio Bio es multitudinario, pero no es un destino típico de turistas, quienes se suelen quedar entre los malls, la Plaza de Armas y el barrio Bellavista. Muchos santiaguinos tampoco se atreven a ir porque es tan inmenso que, si no sabes a dónde ir, podrías estar el día entero dando vueltas sin encontrar lo que necesitas. Pero este es el mejor lugar de la ciudad para conseguir antigüedades a buenos precios, atracción fatal para quienes nos gusta la decoración y los objetos con historia. Por eso, los quiero invitar a hacer este paseo inusual, que es una excursión al Chile profundo y una lección acelerada de cultura popular. Vamos a visitar los mejores galpones de en busca de algún tesoro perdido que nos podamos llevar a casa.

Este es un plan para sábado o domingo, que es cuando abren los galpones de anticuarios. Aquí rige la ley de “al que madruga Dios lo ayuda”: sugiero llegar cerca de las 9am y emprender la retirada a mediodía, cuando ya hay demasiada gente. Es fundamental llevar dinero en efectivo. 


Comienzo el recorrido en Arturo Prat entre Franklin y Bio Bio, donde hay un estacionamiento (también hay otro en Bio Bio entre Prat y San Francisco). En Arturo Prat podemos ver el arco de entrada a lo que fue el antiguo matadero. Junto al arco hay algunos puestos de flores y plantas que venden ramos a precios notablemente más bajos que los de Providencia o Las Condes; hacemos una nota mental de llevarnos flores al final de la jornada.


Doblamos a la derecha en Franklin y caminamos dos cuadras. Sobre el margen derecho hay algunas tiendas de menaje nuevo donde se pueden encontrar cosas muy interesantes a precios bajísimos. Justo antes de llegar a Santa Rosa hay un amplio local que vende hules por metro, en una gran variedad de diseños. En esta misma esquina conocí a Nancy, que desde temprano se instala con su carro lleno de naranjas para ofrecer vasos de jugo recién exprimido, la bebida obligatoria en un paseo por el persa.



En Víctor Manuel comienza la magia. La cuadra entre Bio Bio y Placer es el paraíso del buscador de tesoros. No hay que dejar de mirar entre los puestos que se instalan sobre la calle, ya que puede aparecer alguna pieza especial. A nuestra izquierda hay un gran paredón cubierto de coloridos murales, es el Persa Víctor Manuel 2250, mercado de antigüedades. Deambulamos entre sus pasillos donde podemos hallar todo tipo de muebles, ya restaurados o sin restaurar. Una mesa de luz francesa en perfecto estado ronda los 35000 pesos (53 dólares), ventanas antiguas los 5000 pesos (8 dólares). Pero regateen, comparen, no se queden con el primer precio: acá todo se negocia. 



La mayoría de estos comerciantes ofrece la posibilidad de pintar los muebles al gusto del cliente, como es el caso de Felipe Donoso (Galpón 7, Local 43). La selección de enlozados más envidiable la tiene Mónica, en La Tetera (Galpón 1, Local 38-39). Además hay libros, revistas, lámparas, cajas, vajilla, balanzas, cámaras de fotos... Cuando hayan tomado una decisión, no duden en dejar al vendedor una seña y continuar con su recorrido, estamos en confianza. De ser necesario, se coordina con él el envío de las cosas con un flete. 


En el Sector 5 hay dos negocios que me gustan especialmente: Cactus-Film, local 334, del cual llama la atención su gran mesa cubierta de macetitas con cactus y suculentas. Pepe, su dueño, me cuenta que vende excedentes de ambientaciones de películas y series; en un año de malas ventas decidió diversificarse, y opino que fue una buena decisión porque realmente tiene mano para las plantas. Muy cerca, el local 385 siempre tiene una buena colección de latas y cámaras de fotos.



Cruzando Víctor Manuel, justo al frente está el Paseo Santa Rosa, otro maravilloso galpón de antigüedades. No voy a entrar en detalles sobre los muebles, que son bien visibles para que cada uno haga su búsqueda. Recomiendo pasar por Rapanui, el local de Teresa y Roberto, quienes tienen cualquier cantidad de mapas, láminas y fotos antiguas, ideales para hacer cuadros (Galpón 1, local 301). En el extremo opuesto a donde ingresamos, Niko Slaven ofrece sus lámparas de estilo industrial en una gran variedad de colores. 



Seguramente para esta hora ya tenemos un hambre voraz y un carrito cargado de compras. Si todavía no se dejaron seducir por los aromas de alguna picada, propongo ir a almorzar a Maestranza. Está sobre Franklin hacia el otro lado, altura 1215, entre San Diego y Nataniel Cox, dentro de una galería con cartel naranja que dice “Galería Franklin”. Maestranza, cocina de mercado, es un restaurante adorable, llamativo por su decoración alocada y sus platos suculentos a precios bajos. 




Estamos listos para volver a casa o al hotel. Si aún nos quedan ganas de dar una vuelta, a apenas dos cuadras de aquí está la lindísima Plaza Huemul, circundada por calles con casitas de colores, como Los Algarrobos o Roberto Espinoza, entre Bio Bio y Placer. Hemos paseado por un barrio emblemático de Santiago, repleto de historia y cultura; hemos ampliado nuestros horizontes y nos llevamos varios tesoros que no hubiésemos hallado de otra manera. ¡Feliz descanso!



Pin It

martes, 18 de abril de 2017

Visitar Santiago de Chile: cuestiones prácticas



Al vivir en Santiago, recibo casi todos los días consultas de mis compatriotas argentinos (conocidos o no) que están planeando un viaje a esta ciudad. Muchas de estas consultas son de tipo turístico, y en ese sentido siempre estoy mostrando lugares lindos que conozco (acá y en instagram). 

Pero también me hacen gran cantidad de preguntas sobre aspectos prácticos, por eso armé un pequeño resumen de consejos sobre: traslados, alojamiento, compras, dinero y otros detalles que pueden facilitar su llegada y estadía. 

Llegar en avión
  • En Santiago hay un solo aeropuerto internacional, se llama Arturo Merino Benitez, pero no es necesario que se acuerden ese nombre. Si en el avión les hacen completar un formulario donde les preguntan "nombre del control fronterizo/puerto/aeropuerto" basta con escribir "Aeropuerto de Santiago". Siempre escribo eso.
  • Ese formulario que les mencioné es el siguiente. Deberían dárselos en el avión, pero si no, búsquenlo en unas mesitas junto a las cintas donde se retira el equipaje, y complétenlo antes de pasar por aduana. Se los van a exigir. Esto es una declaración jurada, es muy importante que declaren si traen algo tipo vegetal, son muy estrictos con eso. Ante la duda, declaren SI, y expliquen qué es lo que traen. Probablemente se los dejen pasar. Yo siempre traigo yerba, y cuando entrego el papel le digo al funcionario "declaré SI porque traigo yerba". Y paso lo más bien.


Traslados desde el aeropuerto a la ciudad
El aeropuerto de Santiago tiene dos enormes ventajas: una, que no está TAN lejos del centro, por lo que un taxi no es prohibitivo. Y la otra es que tiene medios de transporte alternativos, acá les dejo todos los detalles, no hay razón para pagar de más!
  • Primero les hablo de lo que yo uso siempre cuando viajo sola: Transvip es una empresa de remises y transfers que ofrece un servicio de transfer compartido: una traffic donde se suben 6 o 7 pasajeros que van hacia una misma zona, y te deja en la puerta de tu casa/hotel por un precio muy razonable. A Las Condes o Providencia cuesta entre 7000 y 8000 pesos (10-12 dolares). Con la misma compañía, un auto privado cuesta alrededor de 22000, por lo tanto si son dos pasajeros todavía conviene el transfer compartido, y a partir de 3 el auto privado (...hagan ustedes sus cálculos). 
    ¿Cómo se contrata? Lo más cómodo es que se puede pagar con tarjeta. Cuando estás saliendo del Duty Free, y antes de ir a buscar las valijas... si, atentos DONDE TERMINA EL FREE SHOP Y ANTES DE LAS VALIJAS hay un mostrador de Transvip. Ahí piden un transfer compartido a la zona que quieran, pagan, les van a dar un ticket, guárdenlo bien. Después de las valijas, aduana y todo, salen a la calle (ignoran a los mil taxistas que les van a ofrecer traslados) y ahí nomas junto a la vereda van a ver estacionadas las traffics de Trans Vip. Le dan su ticket a alguno de los empleados que están ahí (bien identificados) y ellos los suben en su transfer. 
    También pueden contratarlo y pagarlo en efectivo acá directamente, con los conductores, pero creo que cuando viajamos siempre es más cómodo manejarse con la tarjeta, por eso recomiendo buscar el mostrador (hay otro mostrador, fuera de la zona de aduana, creo que está junto a arribos nacionales).
  • ¿Se pueden tomar taxis en el aeropuerto? Si, pueden tomar taxis oficiales negros y amarillos, si quieren. No se si es económico, porque Santiago tiene TANTO tráfico que el precio final es impredecible. Si viajan a una hora de poco tráfico quizás sí vale la pena (a la noche muy tarde, madrugada o fin de semana), pero son justo los horarios en que yo elegiría garantizarme un poco de seguridad extra... Así como está TransVip hay mostradores de otras empresas que ofrecen taxis/remises y que pueden usar.
  • Otra opción más económica todavía: hay dos empresas de buses que hacen traslados desde el Aeropuerto hacia puntos neurálgicos de la ciudad, y viceversa. TurBus va hacia/desde: Terminal Alameda, Terminal San Borja o Terminal Pajaritos. Centropuerto va hacia/desde Los Héroes. Todos estos puntos que nombré tienen estación de Metro (subterráneo) por lo cual desde ahí se dirigen a donde quieran, o toman un taxi. Probablemente les resulte incómodo viajar en metro con su equipaje, pero si su destino está justo en alguno de estos puntos de llegada, no duden ni un minuto de usar este servicio, es muy económico (1700 ida, o 2800 ida y vuelta). 



TurBus: (https://www.turbus.cl/turbus/opencms/03_Aeropuerto/0303_Servicios_de_Buses/)
Terminal Alameda  
  • Contamos con servicios desde el Terminal Alameda al Aeropuerto A.M.B. Desde las 05:00 hrs hasta las 23:00 hrs cada 20 minutos, luego cada 1 hora hasta  las 01:00 hrs.  de lunes a domingo.
  • Salida desde el Anden numero 22 y 23 del Terminal Alameda frente a boleterías de Aeropuerto.
Aeropuerto 
  • Contamos con servicios desde las 05:00 hrs hasta las 00:00 hrs cada 20 minutos y adicionalmente se realizan servicios nocturnos desde Aeropuerto - Terminal Alameda cada una Hora (01:00 hrs - 02:00 hrs 03:00 hrs 04:00 hrs).
  • Salida desde el primer nivel a un costado de la puerta número 5 del Aeropuerto A.M.B.

Terminal San Borja
  • Contamos con servicios desde Terminal San Borja cada 1 hora desde las 06:45 hasta las 20:30 Hrs.
  • Salidas de los Andenes 9 y 10.
Terminal Pajaritos
  • Contamos con servicios cada 20 minutos desde las 06:20 hrs hasta las 22:50 hrs de lunes a sábado. días domingo desde las 08:20 a 22:50 hrs.
Valores desde:

  • Boleto de Ida : $1.700
  • Boleto ida y regreso : $2.800
Traslados en la ciudad
  • Si me preguntan, yo no recomiendo alquilar un auto para usar dentro de Santiago. Es una ciudad de mucho tráfico, y de difícil orientación para quienes no conocen bien. Es el anti-relax! Solamente lo recomendaría si van a salir de la ciudad o moverse por barrios alejados, como por ejemplo La Dehesa o Chicureo. Adentro de la ciudad: metro, taxi y caminar! 
  • El metro funciona bárbaro, es limpio y práctico. Si les sirve, úsenlo. Todas las estaciones están marcadas en google maps. Pueden comprar boleto en la boletería pagando en efectivo. No se adelanten sacando boleto para la vuelta, porque el precio del pasaje varía según el horario, y quizás no les sirva en su viaje de vuelta. 
  • Colectivos/bondis: acá en Santiago se conocen como "la micro", colectivo es otra cosa, se presta a confusión. No los recomiendo tanto para turistas porque se paga con una tarjeta, la bip!, que muy probablemente no tengan. Pero no es cara, si la quieren tener porque se van a mover mucho por la ciudad, pueden comprar una. Se recarga en todas las estaciones de metro (si, también sirve para pagar el metro). 
  • Taxis: hace poco una amiga estuvo acá con su mamá. Nos vimos al cuarto día de su estadía y ahí me enteré de que esos 4 días habían estado haciendo caminatas agotadoras porque la gente del hotel les dijo que de ninguna manera tomaran los taxis que circulan por Santiago. Quéeeeeeeee???? Amigos, tomen todos los taxis que quieran!!! Con la conciencia y alerta lógica que hay que tener en cualquier parte del mundo (que creo cualquier argentino la tiene bien entrenada), pero tranquilos! Me he tomado cientos de taxis y jamás un problema. 
  • Uber: funciona maravillosamente acá en Santiago, pero ya saben que hay que estar con internet en el teléfono para usar el servicio, y probablemente no tengan. En ese caso no se vuelvan locos y usen taxi común.


En auto propio de Argentina a Santiago
  • Si vienen desde Argentina en su auto a Santiago, primero y principal deben tener lo que se exige en el control fronterizo: la cédula verde o Cédula Azul; el seguro del automotor con cobertura internacional; los cristales grabados. Edito: Mara me dice en los comentarios que además: 1. Si es otoño/invierno, para cruzar a Chile desde Argentina exigen cadenas de nieve, no puestas, pero hay que mostrarlas en la aduana. 2. Tener la VTV o RTO al día, en Argentina la revisión es obligatoria, así que la pueden exigir. 3. Sillas y butacas para niños: la norma en Chile es estricta y acorde a la edad de los niños. Gracias Mara!
  • Si piensan viajar en invierno, antes deben chequear que el cruce no esté cerrado por nieve. Esto es algo que puede ocurrir en el cruce Los Libertadores, durante las nevadas pasa días cerrado.
  • Los peajes de ruta son a la vieja usanza, se pagan en efectivo y en pesos chilenos. Desde el cruce hasta Santiago hay dos peajes de 2100 CLP cada uno; a la vuelta son los mismos más otro de 3300 aprox. En el complejo Los Libertadores hay una casa de cambios que atiende las 24 horas del día (mientras el complejo este abierto). Cambien lo mínimo ya que el tipo de cambio es desfavorable.
  • Atención acá: las autopistas urbanas de Santiago (Costanera Norte y Vespucio) no tienen cabinas de peaje pero igual hay que pagar peaje. Los residentes tenemos un aparatito que nos lo va cobrando automáticamente. Los visitantes tienen que pagar el TAG en internet, de acuerdo a la cantidad de días que usen esas autopistas. Se usa el número de patente, y se puede pagar por adelantado o a posteriori (es más caro). El link para hacerlo es este: https://www.autopistacentral.cl/pase_unico_diario/compra_aqui_tu_pase.html

Esto se hizo larguísimo y me queda todavía la mitad de los temas de los que quería hablarles! Así que los dejamos para otro post. Otro día les cuento sobre: 

-Compras
-Alojamiento
-Dinero, divisas
-Restaurantes: propinas

Espero que les haya servido! Compartan con otros viajeros!

Vicky


Pin It
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...